Las firmas japonesas de equipamiento deportivo registran notables beneficios entre abril y septiembre de este año

Las empresas japonesas de equipamiento deportivo están obteniendo enormes beneficios ya que la pandemia de coronavirus hace que la gente no vaya a los gimnasios y se decante por los deportes al aire libre.

La empresa Mizuno afirma que sus beneficios netos en los seis meses transcurridos hasta septiembre ascendieron a 37 millones de dólares, un aumento de casi 40 veces respecto al mismo periodo del año pasado. La firma atribuye la recuperación, sobre todo, a las abultadas ventas de palos de golf y de calzado deportivo tanto en Europa como en Estados Unidos.

Otra empresa, Descente, registró unos beneficios netos de 21 millones de dólares en el mismo periodo de seis meses debido al aumento en las ventas de equipamiento para el golf, y se ha recuperado de las pérdidas netas que sufrió el año pasado: cerca de 11 millones de dólares.