Diplomáticos internacionales temen el colapso económico de Afganistán

El ministro de Asuntos Exteriores paquistaní, Shah Mahmood Qureshi, alertó el jueves de que Afganistán se encuentra al borde del colapso económico. Ese día recibió a enviados de Estados Unidos, China y Rusia, grupo que, junto con Pakistán, es conocido como “la troika ampliada”.

Los delegados se reunieron en Islamabad, la capital paquistaní. Fue su primer encuentro desde que los talibanes volvieran al poder en Afganistán, hace tres meses. Qureshi manifestó que tienen un interés común en lo que concierne a la paz y la estabilidad y que comparten una responsabilidad.

El canciller dijo que nadie quiere que se vuelva a dar una guerra civil y que todos desean que se haga frente con eficacia a los elementos terroristas que hay en Afganistán.

Los líderes de varios países han congelado los activos afganos que había en cuentas internacionales y han restringido las operaciones a través del sistema bancario. Los delegados de la troika ampliada se comprometieron a tratar de disminuir la presión en dicho sistema.

Qureshi se reunió con Amir Khan Muttaqi, ministro de Exteriores en funciones del Gobierno provisional de los talibanes, con el fin de dialogar sobre la distribución de la asistencia humanitaria. Autoridades de Estados Unidos, entre otras naciones, cancelaron el suministro de miles de millones de dólares en ayudas cuando los talibanes se hicieron de nuevo con el poder de Afganistán.