Cerca del 20 % de las tortugas muertas en costas de Okinawa, Japón, habían consumido plástico y otros desechos

Científicos de un acuario del sur de Japón han comunicado que cerca del 20 % de las tortugas marinas que se encontraron muertas en las costas de la prefectura de Okinawa habían consumido por accidente cuerdas, plásticos y otros tipos de desecho.

El Acuario Churaumi de Okinawa ha estudiado 484 tortugas de mar muertas que llegaron a las costas de la isla principal de la prefectura arrastradas por la marea entre 1990 y 2019. El estudio abarcó tortugas verdes, mordedoras y de carey.

Unas 90 de ellas tenían desechos en su organismo; uno de los ejemplares llevaba atascados en su estómago dos litros de basura.

Representantes del acuario declararon que las tortugas verdes tienden a tragar cuerdas y sedales, mientras que las mordedoras y las de carey ingieren desechos plásticos.

Se trata del primer estudio de este tipo que se realiza a una escala tan grande. Una revista académica internacional ha publicado un artículo con los hallazgos.

Sasai Takahide, miembro del personal del acuario, señala que las tortugas marinas comen, por error, basura generada por los humanos. Expresó su esperanza de que la gente sea cuidadosa en su vida cotidiana con el fin de que no produzca desechos que lleguen al mar.