China y EE. UU. acuerdan fortalecer su cooperación para reducir emisiones de metano

China y Estados Unidos acordaron que fortalecerán su cooperación para reducir las emisiones de metano, entre otros esfuerzos, con el fin de hacer frente al cambio climático.

El miércoles, los dos países con más emisiones de gases de efecto invernadero dieron a conocer su decisión a través de una declaración conjunta emitida como respuesta a las conversaciones celebradas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26. Además, ambas naciones se comprometieron a fortalecer sus acciones en ese ámbito para esta década.

Se cree que las emisiones de metano provocan un efecto invernadero 20 veces más dañino que las de dióxido de carbono.

La declaración ratifica el objetivo del Acuerdo de París, que establece que se buscará mantener el incremento global de la temperatura considerablemente por debajo de dos grados centígrados respecto de los niveles preindustriales, así como la intención de limitarlo a 1,5 grados.

China y Estados Unidos también tienen previsto trabajar conjuntamente en la medición de las emisiones de metano, como parte de sus esfuerzos para reducirlas. Ambos países prevén sostener conversaciones en la primera mitad del próximo año, con el fin de dialogar sobre acciones climáticas conjuntas y concretas.

Con respecto a las emisiones de dióxido de carbono, ambos países tienen planeado cooperar para establecer medidas efectivas que permitan equilibrar la oferta y la demanda de electricidad, así como mejorar la eficiencia energética.

Importantes medios de comunicación en todo el mundo han informado con sorpresa acerca de la declaración conjunta, una jugada inesperada por parte de los dos países más contaminantes del mundo.