Primer ministro de Japón subraya su compromiso para impulsar la economía del país

Kishida Fumio, primer ministro de Japón, dio a conocer que implementará de manera expedita medidas para hacer frente a una serie de problemas que enfrenta el país.

El miércoles, Kishida se dirigió al pueblo japonés tras su relección como dirigente del país en el Parlamento, luego de que la coalición gobernante consiguiera una mayoría cómoda en la elección de la Cámara Baja a fines de octubre.

El mandatario japonés dijo que las medidas para hacer frente al coronavirus siguen siendo una de las máximas prioridades y que el Gobierno tiene previsto contar para fines de esta semana con un panorama general de las medidas necesarias con el fin de hacer frente a la pandemia, que será presentado al público. Detalló que, antes que nada, se garantizará la existencia de un sistema de salud que pueda manejar la situación incluso si el virus duplica su capacidad de contagio respecto de la registrada en el tercer trimestre del año.

Agregó que reforzará las medidas antivirus, desde la vacunación y las pruebas, hasta medicamentos por vía oral. Kishida también subrayó su compromiso para ayudar a aquellos que se han visto afectados económicamente por la pandemia.

Al respecto, dijo que el Gobierno preparará un paquete de medidas económicas por valor de varias decenas de billones de yenes para fines de la próxima semana, además de que se aprobará un presupuesto complementario a más tardar a fines de este año y que será puesto al servicio de la población a la brevedad posible.

El primer ministro también dijo que los partidos gobernantes han acordado entregar subsidios por cerca de 900 dólares para cada persona de 18 años o menos, con el objetivo de apoyar a sus familias. Agregó que los hogares con ingresos anuales superiores a unos 85.000 dólares no podrán beneficiarse de dicha medida.