Directora del Programa de la ONU para el Medio Ambiente califica de “demasiado vagas” las promesas hechas en la COP26

La directora del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen, desestimó el progreso logrado en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, calificándolo de “pasos de bebé”. Los participantes en la cumbre celebrada en Glasgow, Escocia, han anunciado una serie de acuerdos que, afirman, contribuirán a combatir el calentamiento global.

El martes, Andersen y otros científicos explicaron el último informe de su organismo sobre emisiones. Tras mencionar las promesas de limitar el aumento en la temperatura media del planeta hasta 2030 a 1,5 grados centígrados respecto del nivel preindustrial, afirmó que las temperaturas aumentarán en 2,1 grados durante esta década, incluso si los países equilibran sus emisiones. Por añadidura, las promesas que están haciendo ahora los líderes resultarían, según la experta, en un alza de 2,7 grados.

Andersen agradeció a los delegados por hacer promesas más ambiciosas que las formuladas en el Acuerdo de París de la ONU en 2015. Advirtió, sin embargo, que aún son demasiado vagas y archivan el problema hasta después de 2030. Agregó que la gente no necesita gráficos para comprender el impacto del cambio climático; basta con que se asome a la ventana.