Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados acelera envío de suministros a Afganistán

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados está acelerando el envío de suministros de asistencia a Afganistán para ayudar a las personas desplazadas en el país a sobrevivir el duro invierno que se avecina.

Aviones contratados por el organismo transportaron a un aeropuerto en la capital, Kabul, unas 100 toneladas de material de suelo y mamparos para mejorar el aislamiento de las tiendas de campaña.

Según datos de la entidad, en lo que va del año unos 700.000 afganos han tenido que abandonar su lugar de residencia, por temor a los talibanes u otras razones.

La situación económica del país se ha deteriorado debido al congelamiento de los activos del Gobierno en el extranjero, lo que está causando escasez de alimentos y otras crisis humanitarias.

Moriyama Takeshi, miembro de la oficina del Alto Comisionado en Kabul, comenta que muchos afganos enfrentan graves dificultades y algunos padres incluso han vendido a sus hijos para salir del aprieto. Agrega que Afganistán puede sufrir la peor crisis humanitaria de su historia en el duro invierno que ya comienza.