Las dosis de refuerzo en Japón y otros países (3) ¿Permanece la efectividad de las vacunas incluso si el nivel de anticuerpos baja con el tiempo?

NHK responde las preguntas de los oyentes sobre el coronavirus. En la tercera entrega de nuestra serie sobre las dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19, hablamos de si estas últimas siguen siendo efectivas a lo largo del tiempo.

Algunos informes indican que la protección que brindan las vacunas se va perdiendo con el tiempo a partir de la segunda dosis debido a que el nivel de anticuerpos neutralizantes desciende. Sin embargo, otros estudios muestran que, a pesar de que esos niveles bajen, las vacunas siguen siendo lo suficientemente efectivas como para evitar que, si la persona se contagia con el virus, sea hospitalizada o caiga gravemente enferma.

Un grupo de investigadores de varias universidades estadounidenses publicó en septiembre los hallazgos de su estudio sobre la eficacia de las vacunas a través de un informe semanal de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. La investigación se efectuó en 21 hospitales repartidos por 18 estados de Estados Unidos.

El grupo observó que el fármaco de Pfizer-BioNTech tenía una efectividad del 91 % entre dos semanas y 120 días después de la segunda dosis y del 77 % desde el día 121 en adelante. También constató que la vacuna de Moderna era efectiva en un 93 % entre las dos semanas y los 120 días transcurridos desde la segunda dosis y en un 92 % con posterioridad.

En Japón, así como en cualquier otra parte del mundo, se ha informado de infecciones en personas que habían sido inoculadas con el plan completo dos semanas antes, como mínimo. Sin embargo, parece que la proporción de individuos que enferma de gravedad es baja.

El Centro Nacional para la Salud y la Medicina Globales de Japón analizó los datos de más de 3.400 pacientes que fueron hospitalizados por COVID-19 en más de 600 centros médicos de todo el país. Comprobó que la cantidad de vacunados con las dos dosis de los fármacos autorizados por el Gobierno japonés que necesitaban cuidados intensivos supuso una octava parte respecto a los que no estaban vacunados, incluso en el caso de la tercera edad. El estudio también certificó que la mortalidad de ancianos vacunados con la pauta completa era un tercio menor comparada con la de los que no estaban inoculados. Estos hallazgos sugieren que las vacunaciones son efectivas en la reducción del riesgo de desarrollar síntomas graves.

Esta información ha sido actualizada el 4 de noviembre.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.