Investigadores japoneses recrean el rostro de un hombre del periodo Yayoi, en torno al siglo II

Investigadores de Japón han recreado la imagen facial de un hombre de la antigüedad basándose en el análisis de ADN de huesos humanos desenterrados en un sitio arqueológico de la prefectura de Tottori, en el oeste del país.

En el lugar excavado en las ruinas de Aoyakamijichi, en la ciudad de Tottori, se ha encontrado un gran número de huesos humanos que datan del siglo II, aproximadamente, durante el llamado periodo Yayoi. Se han descubierto tres cráneos que contienen el cerebro de personas de aquella época, el primer descubrimiento de este tipo en Japón.

Investigadores del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia, entre otras instituciones, realizaron análisis detallados del ADN extraído de las muestras óseas.

Han reproducido el rostro de un hombre del periodo Yayoi utilizando la información genética encontrada en uno de los restos humanos que cuenta con el cerebro mejor conservado.

El equipo investigador afirma que el hombre del periodo Yayoi podría tener un vínculo paterno con la etnia Jomon que habitó anteriormente todo el archipiélago japonés, y por parte materna, procedería del continente asiático. Dicen que el hombre era delgado y tenía un cabello grueso.

La imagen facial recreada, que se ha mostrado en una instalación local, se ha hecho viral en internet y ha hecho que las autoridades de la prefectura de Tottori pongan en marcha una campaña a nivel nacional para convocar a personas que se parezcan al hombre de Yayoi. Se elegirá a las diez que más se parezcan, y serán registradas como los primeros ciudadanos de un imaginario reino de Yayoi. Además, se invitará a los finalistas a que efectúen una gira por el lugar arqueológico de Tottori en mayo del próximo año, donde participarán en un concurso de sosias.

El gobernador de Tottori, Hirai Shinji, dijo que desea que muchas personas visiten el lugar de Aoyakamijichi y que reflexionen sobre las raíces del pueblo japonés.