Las dosis de refuerzo en Japón y otros países (1) ¿Deberían administrarse de forma regular?

NHK responde las preguntas de los oyentes sobre el coronavirus. Estados Unidos, entre otros países que iniciaron su campaña de vacunación contra la COVID-19 en una etapa temprana, está comenzando a administrar una dosis adicional, la tercera en el caso de las vacunas cuya pauta consta de dos inyecciones. Consideran que la eficacia del fármaco se reduce con el tiempo. En esta nueva serie les hablaremos de las dosis de refuerzo.

Asesores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitieron el 11 de octubre la recomendación de que las personas con un sistema inmune debilitado reciban una dosis adicional de vacunas como la de Pfizer-BioNTech, Moderna o AstraZeneca.

Los expertos indican que las personas inmunodeprimidas, ya sea a un nivel alto o moderado, corren el riesgo de enfermar de gravedad de COVID-19, incluso en el caso de que hayan sido inoculadas con el plan completo, ya que se está constatando que la protección que proporciona no es suficiente.

El Gobierno de Estados Unidos dio a conocer un plan para suministrar una dosis adicional a personas que estén totalmente vacunadas, después de que haya transcurrido un cierto periodo de tiempo desde la última inyección, la segunda en el caso de que sean dos dosis. Dicho Gobierno señala que es probable que la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 mengüe con el tiempo.

En septiembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) concedió el permiso de emergencia para inyectar la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer-BioNTech a personas de 65 años o más, a los que tengan de 18 años en adelante con riesgo de enfermar de gravedad y a los trabajadores sanitarios, además de otras personas que tengan una alta probabilidad de estar expuestas al virus.

Según detalló la FDA, la tercera dosis se administrará seis meses después de la segunda dosis, como mínimo. La campaña ya se está llevando a cabo.

El 14 de octubre, la comisión asesora de la FDA presentó una recomendación similar respecto a la vacuna de Moderna. Propone que, con ella, la dosis adicional sea para personas de 65 años o más y para aquellas que ya han cumplido los 18 años y tienen un alto riesgo de enfermar gravemente si padecen la COVID-19.

Esta información ha sido actualizada el 1 de noviembre.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.