Participantes de la COP15 sobre la biodiversidad adoptan una nueva declaración

Los participantes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, o COP15, adoptaron la Declaración de Kunming, un nuevo marco para la protección de la biodiversidad global que busca remplazar los objetivos que se establecieron hace once años.

La ciudad de Kunming, en el suroeste de China, fue la sede de esta reunión virtual.

La declaración reconoce con gran preocupación que las crisis actuales de pérdida de biodiversidad, interrelacionadas y sin precedentes, así como el deterioro de los océanos, representan una amenaza a la existencia de nuestra sociedad y a nuestro planeta.

Subraya la necesidad de que los países aceleren y fortalezcan el desarrollo y actualización de estrategias de biodiversidad y planes de acción para detener y revertir la pérdida de biodiversidad. También se compromete a garantizar la adopción e implementación de un marco efectivo de biodiversidad global para después del año 2020.

Los Objetivos de Biodiversidad de Aichi, adoptados en 2010 en Japón, buscaban reducir a la mitad la tasa de pérdida de hábitats naturales, tales como bosques, para el año 2020, entre otros resultados. Sin embargo, la mayoría no pudo cumplirse. Ahora queda por ver qué objetivos ambiciosos adoptará la COP15, en momentos en que continúan existiendo conflictos de interés entre los países desarrollados y aquellos en desarrollo.

La reunión de la ONU sobre la biodiversidad se celebra en dos partes. Se tiene previsto que la segunda se lleve a cabo en abril y mayo del próximo año, de manera presencial. Se espera que los países concluyan y adopten el marco propuesto.