Japón planea recomendar la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 para hombres jóvenes

Funcionarios del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social de Japón están preparando el terreno para que los varones menores de 30 años reciban la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech en lugar de la de Moderna. Aducen que, con esta última, se han dado casos aislados de inflamación cardíaca.

En varios países se ha informado de que el fármaco de Moderna ha provocado efectos secundarios cardiovasculares, especialmente entre hombres jóvenes, como la inflamación del músculo cardíaco y el pericardio, una estructura con forma de bolsa que rodea el corazón.

El Ministerio de Salud japonés indica que, el 12 de septiembre, la tasa de efectos secundarios de la vacuna de Moderna por cada millón de inoculados se situaba en 17,1 con varones de entre 20 y 30 años y en 21,6 con aquellos que aún no habían cumplido los 20 años.

Con la vacuna de Pfizer, la tasa de efectos secundarios similares por millón de personas fue de 13,1 entre hombres veinteañeros y de 1,9 entre los de menor edad.

Funcionarios de la cartera indicaron que los casos son raros y los síntomas, leves, y que los beneficios superan con creces los riesgos.

No obstante, fuentes cercanas han señalado a nuestra NHK que el ministerio está considerando recomendar que los varones de esos grupos etarios sean informados de los riesgos y se les ofrezca la vacuna de Pfizer.

Al parecer, este mismo procedimiento se hará con los jóvenes que recibieron Moderna en su primera dosis.

Un comité de expertos del Ministerio de Salud estudiará el plan el viernes. Sin embargo, las conversaciones pueden encontrarse con obstáculos en lo que respecta a cómo delimitar el grupo etario y de la base científica de la cuestión.