Riesgos de caer gravemente enfermo: (2) El nuevo indicador clasifica los riesgos por grupos de edades

NHK responde a las dudas de los oyentes acerca del nuevo coronavirus. El Centro Nacional para la Salud y la Medicina Globales y otras instituciones crearon un indicador basado en puntos con el fin de calcular la posibilidad de que un paciente de COVID-19 caiga enfermo de gravedad.

En el segundo y último segmento de esta serie, analizaremos, por categoría de edades, los riesgos de desarrollar síntomas graves de acuerdo a este indicador.

Se dividió a la gente en tres grupos: de 18 a 39 años; de 40 a 64 años; y 65 o más años.

En el grupo de 18 a 39 años, el indicador asigna 1 punto a los hombres. La gente de ambos sexos con 30 o más años también recibe 1 punto. A quienes tienen un Índice de Masa Corporal (IMC)* de 23 a 29,9 también se les da 1 punto, mientras que los que tienen 30 o más, reciben 2 puntos. A la gente con cáncer le asignan 3 puntos.
*El IMC, que se obtiene dividiendo el peso en kilogramos por la altura en centímetros, es una medida con la que se comprueba si alguien tiene sobrepeso.

El indicador también asigna 2 puntos a los pacientes de este grupo etario que tienen síntomas de COVID-19 y fiebre de 37,5 grados centígrados o más. Asimismo, da 2 puntos a los pacientes con dificultades para respirar. A quienes sufren asfixia les asigna un punto.

El indicador muestra que, cuando ocurre un repunte de nuevos casos, la gente de ese grupo que ha recibido 6 o más puntos está en riesgo de desarrollar síntomas graves. Por consiguiente, se le debe someter a tratamiento apropiado.

Para las personas de 40 a 64 años, el índice asigna 1 punto a los hombres. A quienes tienen 50 a 59 años les da 1 punto más. La gente de 60 a 64 recibe 3 puntos. Aquellos que tienen un IMC de 25 o más reciben 2 puntos y los diabéticos, 1 punto.

En cuanto a los pacientes de COVID-19 en este grupo, el índice da 2 puntos a quienes tienen fiebre de 37,5 grados o más. A los pacientes con asfixia les asigna también 2 puntos. Y 1 punto a quienes tosen o muestran síntomas de extenuación. El índice muestra que la gente con 5 o más puntos durante el momento más grave de una ola de infecciones está en riesgo de desarrollar síntomas aún más graves, por lo que requiere someterse a un tratamiento adecuado.

En cuanto a la gente de 65 años o más, el índice da 2 puntos a quienes ya pasan de los 75 años. También da 2 puntos a los que tienen un IMC de 25 o más. Del mismo modo, asigna 2 puntos a quienes tienen una historia clínica de crisis cardiacas. A los diabéticos y a los hipertensos les da otros 2 puntos, mientras que los pacientes con afecciones cerebrovasculares reciben 1 punto.

Para los pacientes que sufren COVID-19 en este grupo etario, el índice asigna 4 puntos a quienes tienen fiebre de 37,5 grados o más. A aquellos que sufren de asfixia les da 4 puntos y a los que tosen, 1 punto.

Con respecto a las personas de esta categoría de edad que han recibido 3 o más puntos, el indicador considera que están en riesgo de desarrollar síntomas graves y deben recibir tratamiento apropiado de manera oportuna. Del mismo modo, señala que las autoridades médicas deben evitar que se pase por alto esta clase de casos.

Esta información fue actualizada el 8 de octubre de 2021.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.