Presidente detenido de Myanmar comparece ante un tribunal

El presidente de Myanmar, Win Myint, actualmente detenido, declaró que se había negado a renunciar cuando los militares intentaron obligarlo a hacerlo, poco antes del golpe de Estado en febrero.

Win Myint compareció ante un tribunal el martes. Fue detenido el 1 de febrero, junto con la consejera de Estado Aung San Suu Kyi. Se lo acusa de instigación, entre otros cargos.

En un testimonio leído por su abogado, Win Myint afirmó que autoridades militares fueron a verlo a tempranas horas del mismo día y le dijeron que renunciara, dando como razón problemas de salud. Agregó que los oficiales le advirtieron que podría sufrir muchos daños si se negaba, pero él les respondió que estaba bien de salud y que preferiría morir antes que acceder.

El régimen militar de Myanmar trata de justificar constitucionalmente su permanencia en el poder aduciendo fraude electoral en los comicios generales del año pasado, en los que se impuso el bloque democrático, liderado por Aung San Suu Kyi.

Sin embargo, algunos expertos en leyes sostienen que detener a Win Myint, reemplazarlo con el vicepresidente, que es un exoficial de las fuerzas armadas, y declarar el estado de emergencia, son medidas inconstitucionales.

El testimonio de Win Myint puede ofrecer sustento a las acusaciones del bloque prodemocrático de que las acciones del Ejército durante el golpe fueron contrarias a la Constitución nacional.