Expresidente de Nissan justifica su huida de Japón cuando estaba libre bajo fianza

Carlos Ghosn, expresidente de la automotriz japonesa Nissan, explicó el motivo de su huida de Japón, aduciendo que no habría podido defenderse en un sistema judicial en el que los fiscales gozan de una tasa de condena superior al 99 por ciento.

Ghosn, quien se encuentra en el Líbano, expuso su postura en una entrevista en línea exclusiva para nuestra emisora. Figura en la lista de buscados de Interpol, tras haber partido ilegalmente de Japón en diciembre de 2019, cuando estaba libre bajo fianza.

Iba a ser juzgado por fraude financiero y abuso de confianza con agravantes. Dos ciudadanos estadounidenses fueron hallados culpables de ayudarlo a huir de Japón, oculto en un gran contenedor a bordo de un avión privado.

Ante la pregunta de por qué había escapado, Ghosn dijo que pensó que no tenía posibilidad de ganar el juicio, por haberse enterado de que los fiscales se imponen en el 99,4 por ciento de los procesos legales en Japón. Señaló que lo estaban persiguiendo junto a su familia, y que la única manera de defenderse era dejar el país.

Siguió diciendo que, si las autoridades japonesas quieren un juicio, deberán transmitir sus acusaciones al Líbano para que lo juzguen allí. Afirmó que los fiscales japoneses no quieren enviar los archivos porque temen que se descubra una confabulación entre ellos y Nissan.

La Fiscalía de Distrito de Tokio asevera que la acusación de Ghosn de que los fiscales conspiraron con Nissan es categóricamente falsa y totalmente contraria a los hechos. Asegura que tomará todas las medidas posibles, cooperando con las autoridades relevantes, para que Ghosn responda a la justicia en Japón.