Países del G20 prometen asistencia a Afganistán

Delegados del Grupo de los Veinte y de organizaciones internacionales celebraron una reunión virtual de emergencia el martes para hacer frente a la crisis humanitaria en Afganistán.

El primer ministro de Italia, Mario Draghi, presidió el encuentro. Posteriormente, manifestó que los participantes habían coincidido unánimemente en la necesidad de asistencia. También reconocieron que quizá deban coordinar con los talibanes cualquier iniciativa que emprendan.

Los líderes aclararon que aún no reconocen al grupo islamista como un Gobierno legítimo. Los talibanes volvieron al poder en agosto. Algunos países respondieron congelando los activos de Afganistán bajo su control y suspendiendo la asistencia a la nación.

Los líderes del G20 acordaron que toda nueva asistencia deberá canalizarse por organizaciones internacionales de modo que llegue al pueblo afgano. Los representantes de países de la Unión Europea prometieron más de mil millones de dólares en total.

El primer ministro de Japón, Kishida Fumio, dijo que su país contribuirá con 190 millones de dólares. Afirmó que es crucial proteger los derechos humanos, especialmente los de las mujeres.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se comprometió en nombre de su país a aportar 30 millones de dólares. Dijo que las naciones deben levantar las sanciones que imponen a Afganistán y dejar que su pueblo decida su propio destino.