Taiwán reacciona airadamente a los comentarios del presidente de China

Taiwán ha reaccionado airadamente al discurso que pronunció el presidente de China con motivo del 110 aniversario de la revolución de 1911.

La oficina presidencial taiwanesa emitió un comunicado en el que afirma que aquel acontecimiento estableció la democracia y el republicanismo, no el autoritarismo ni el despotismo, y agregó que la democracia y el republicanismo se han conseguido en el Taiwán de hoy.

En el comunicado se advierte que la situación de Hong Kong demuestra que China ha incumplido sus promesas y que su política de un país, dos sistemas es inviable. Además, se afirma que la mayor parte de la opinión pública taiwanesa rechaza claramente tal idea.

En otro comunicado, el Consejo de Asuntos del Continente de Taiwán dijo que el mayor problema en las relaciones bilaterales es la negativa de China a hablar cara a cara con Taiwán y a renunciar al uso de la fuerza.

En el documento se afirma que la rígida política de Pekín respecto a Taiwán no responde a la cambiante situación internacional y hace caso omiso por completo a las dudas y objeciones del pueblo taiwanés. También se aclara que los únicos que tienen derecho a determinar el futuro de Taiwán son sus 23 millones de habitantes.