El nuevo primer ministro de Japón sostiene una conversación telefónica con el presidente de China

El nuevo primer ministro de Japón, Kishida Fumio, ha instado al presidente de China, Xi Jinping, a desarrollar conjuntamente unas relaciones bilaterales constructivas y estables.

Los dos líderes hablaron por teléfono durante unos 30 minutos el viernes. Fue su primera conversación desde que Kishida accedió al cargo. El líder japonés comunicó su disposición para dialogar sobre una amplia gama de asuntos pertinentes a ambos países.

Después de la conversación, Kishida dijo a la prensa que ambos discutieron acerca de la situación en Hong Kong y en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Agregó que había planteado el tema de las islas Senkaku en el mar de la China Oriental. Japón controla las islas. China y Taiwán las reclaman. El Gobierno japonés sostiene que su soberanía no está en cuestión.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo que Xi había comunicado a Kishida que Pekín quiere potenciar el diálogo y la cooperación de acuerdo con los requisitos de la nueva era. Se citó a Xi diciendo que los dos países deberían afrontar adecuadamente temas delicados como los acontecimientos históricos y Taiwán.

El año que viene, Japón y China conmemoran los 50 años desde la normalización de las relaciones bilaterales.