Japón analiza la posibilidad de reducir las restricciones por COVID-19

Los nuevos contagios diarios de coronavirus continuaron cayendo en la semana transcurrida desde el levantamiento del estado de emergencia en Japón. Ahora, las autoridades se proponen reducir aún más las restricciones sobre las actividades sociales. El Gobierno está ensayando la manera de aumentar de manera segura el número de viajeros y espectadores en eventos deportivos.

Tokio registró 143 nuevos casos el jueves, 75 menos que el mismo día de la semana pasada.

Los niveles de alerta para los sistemas médicos se redujeron por primera vez en aproximadamente 10 meses el jueves durante una reunión de expertos que supervisan la situación en la capital.

La gobernadora de Tokio, Koike Yuriko, indicó que se iba a seguir promoviendo la campaña de vacunación y los tratamientos mediante cócteles de anticuerpos. Agregó que se intentará limitar el movimiento de gente por la noche a fin de prevenir un nuevo brote de contagios, mientras se ofrece apoyo para el regreso a la vida diaria y la actividad económica normales.

Las autoridades están considerando medidas para mitigar las restricciones de manera segura. Están analizando un método que identifica a la gente con bajo riesgo de propagar el coronavirus, por ejemplo, quienes han recibido la pauta completa de la vacuna o han dado negativo en pruebas.

El miércoles se probó el sistema en un partido de fútbol de la J-League, cuyo aforo se había fijado en 10.000 espectadores. No obstante, se amplió en otros 1.800 para personas que demostraran haber terminado su proceso de vacunación o haber dado negativo en una prueba tres o menos días antes del partido.

Una agencia de viajes en Tokio, que también participa en el experimento gubernamental, está haciendo preparativos a fin de empezar a aceptar reservas este mes para un viaje basado en el sistema del llamado paquete vacuna-prueba.

El Gobierno planea expandir el sistema a otras áreas, dependiendo del resultado del experimento.