Un terremoto de magnitud 5,9 sacude la zona de Tokio y alrededores el jueves por la noche

Las autoridades japonesas han alertado a las personas que se encuentren en la zona de Tokio y alrededores ante la posibilidad de que ocurran nuevos terremotos en los próximos días, después de que, a últimas horas del jueves, se produjera un temblor de magnitud 5,9 al este de la capital.

Si bien no desencadenó un tsunami ni causó importantes daños, más de 20 personas resultaron heridas.

Tsukada Shinya, de la Dirección de Meteorología de Japón, dijo que en el 10 % al 20 % de los casos en el pasado se produjo un gran terremoto de una intensidad similar durante la semana posterior al primero, más o menos. Tsukada añadió que los ciudadanos deben estar alerta durante los próximos siete días, aproximadamente.

En el caso del de ayer, ocurrió a las 10:41 p. m., hora de Japón, cuando muchas personas se disponían a acostarse. El hipocentro se situó al este de la capital, a una profundidad de 75 kilómetros. En las prefecturas de Tokio y Saitama, el temblor registró una intensidad de entre 5 y 5,5, según la escala japonesa de 0 a 7, y se dejó sentir fuertemente entre las personas que estaban en esa zona.

Como consecuencia, hubo interrupciones del transporte público en el área. En el distrito tokiota de Adachi, un tren descarriló al efectuarse una parada de emergencia, y al menos tres personas resultaron heridas.

Las autoridades no han detectado ninguna anomalía en las instalaciones relacionadas con la energía nuclear de las prefecturas de Ibaraki y Kanagawa.

Se advierte a los residentes que sean cautelosos con los daños estructurales que ya se hayan podido producir.