Nuevo primer ministro de Japón abogará por una política en la que el público pueda confiar

En su primer discurso sobre su programa político general, que pronunciará el viernes, se prevé que el nuevo primer ministro de Japón, Kishida Fumio, haga hincapié en la necesidad de que la ciudadanía pueda confiar en la política y sentirse identificada con ella.

En un borrador de la disertación, se lee que Kishida procurará superar el reto del coronavirus junto al pueblo y dar inicio a una nueva era. También prometerá un examen minucioso para averiguar si la política administrativa está respondiendo a las necesidades de la sociedad.

En cuanto a las medidas contra la pandemia, Kishida planea poner a disposición del público, antes de fin de año, fármacos de administración oral para el tratamiento de la COVID-19; poner en uso certificados digitales de vacunación en aras de la seguridad pública, e introducir enmiendas legales para asegurar la disponibilidad de recursos médicos.

Asimismo, se comprometerá a materializar un nuevo capitalismo a través de un ciclo beneficioso de crecimiento y distribución de la riqueza y la creación de una nueva sociedad en la que la coexistencia con el coronavirus sea la norma.

En su discurso, Kishida delineará estrategias de crecimiento tales como ambiciosas inversiones en investigación y desarrollo de ciencia y tecnología de avanzada, y el establecimiento de infraestructura digital. También presentará planes de distribución de la riqueza consistentes en la expansión de las reducciones impositivas a empresas que eleven los sueldos y en planes de asistencia para cubrir costos de educación y vivienda, en la forma de préstamos que los estudiantes puedan pagar tras encontrar empleo, una vez graduados.

En los campos de la diplomacia y la seguridad nacional, Kishida se comprometerá a promover un Indopacífico libre y abierto y liderar, como único país víctima de un ataque nuclear, los esfuerzos de la comunidad internacional por un mundo libre de armas atómicas.