Nuevo primer ministro de Japón promete combatir el coronavirus y restablecer la economía

El nuevo primer ministro de Japón, Kishida Fumio, se comprometió a hacer todo lo posible para combatir el coronavirus y lograr que la economía del país vuelva a la senda del progreso.

Kishida fue elegido para el cargo por el Parlamento el lunes y formó su Gabinete.

Ha ocupado la cartera de Relaciones Exteriores durante más años consecutivos que cualquier otro ministro en la historia japonesa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Dos miembros del Gabinete de Suga continuarán en sus cargos: el ministro de Exteriores y el de Defensa.

El flamante Gabinete cuenta con un nuevo puesto: ministro a cargo de la seguridad económica.

En su primera conferencia de prensa como primer ministro, Kishida afirmó que su prioridad es tomar medidas contra la pandemia.

Textualmente dijo: “Analizaremos exhaustivamente las medidas que se han tomado hasta ahora y examinaremos lo que se ha convertido en un cuello de botella en los esfuerzos contra la crisis. Basándonos en los resultados, fortaleceremos las medidas de respuesta a la crisis, como limitar los movimientos de la gente en momentos de emergencia y garantizar camas de hospital. También fortaleceremos la capacidad del Gobierno para funcionar como torre de control en la gestión de crisis”.

Kishida agregó que planea crear una nueva forma de capitalismo para conseguir un círculo virtuoso de crecimiento y distribución. Indicó que sus políticas económicas garantizarán una distribución más equitativa de la riqueza.

Señaló que la cuestión con Corea del Norte, que ya lleva décadas, es la mayor prioridad de su política exterior.

A este respecto, dijo: “El asunto de los secuestros es lo más importante. Haré todo lo posible para materializar cuanto antes la repatriación de todos los secuestrados. Estoy listo para reunirme con el líder norcoreano, Kim Jong Un, de manera incondicional”.

El Partido Liberal Demócrata, al que pertenece Kishida, y el Partido Komei, integran la coalición gobernante y controlan ambas Cámaras del Parlamento nipón.