Primer fin de semana en Japón después del levantamiento del estado de emergencia

En Japón, la población está tratando de disfrutar el primer fin de semana después del levantamiento del estado de emergencia. Desde el viernes, bares y restaurantes pueden volver a servir alcohol con limitaciones. Un ciudadano entrevistado por la NHK ha dicho estar muy contento, ya que necesitaba liberarse del estrés, y ha confesado que estuvo tomando copas hasta las ocho de la noche del viernes. Sin embargo, otro hombre ha señalado que no le apetece salir a beber, dado que no está seguro de poder divertirse al no poder apartar los pensamientos de la situación actual.

Una asociación de gobernadores prefecturales ha pedido al Gobierno central que fortalezca el sistema sanitario en previsión de un repunte de los contagios.

Koike Yuriko, gobernadora de Tokio, ha declarado que, por el momento, hay que dejar que la gente recupere la normalidad y que la economía se reactive; no obstante, ha asegurado que, cuando sea necesario, tomará las medidas adecuadas para frenar un posible aumento de casos.

Por su parte, Yoshimura Hirofumi, gobernador de Osaka, ha dicho que está seguro de que habrá una sexta ola. Por tanto, es crucial, en su opinión, hacer una serie de preparativos ahora, como mejorar la gestión del sistema sanitario de modo que todos los pacientes puedan recibir tratamiento de inmediato.