Finaliza en Japón el estado de emergencia por coronavirus

En Japón, el plazo del estado de emergencia y las medidas intensivas por el coronavirus expiró ayer, jueves. El Gobierno tiene previsto relajar las normas anticontagio para bares y restaurantes por etapas, al tiempo que mejora la situación del sistema sanitario y avanza con la campaña de vacunación.

El estado de emergencia decretado para 19 prefecturas, entre ellas Tokio y Osaka, y las medidas intensivas para otras ocho tenían como fecha límite el 30 de septiembre.

Es la primera vez en cerca de seis meses que no se está aplicando ninguna de esas dos medidas en parte alguna de Japón. A continuación, el Gobierno irá levantando por fases las normas aplicadas a bares y restaurantes, eventos y otras actividades cotidianas. No obstante, solicitará a los ciudadanos no vacunados que, cuando se desplacen entre prefecturas, se hagan una prueba para detectar el patógeno.

Por otro lado, seguirá ofreciendo PCR gratuitas a quienes vuelen entre la prefectura de Okinawa, suroeste de Japón, y otros aeropuertos importantes del país, como el de Haneda, en Tokio. Okinawa, que es un popular destino turístico, registró un marcado aumento de las infecciones en esta última oleada de casos.

El Gobierno también continuará promoviendo la vacunación y mejorando el sistema sanitario con el fin de que la gente pueda recibir asistencia médica si lo necesita durante las oleadas de contagio que se puedan dar en un futuro.

Espera que con estas acciones la población pueda volver a hacer vida normal al tiempo que se toman medidas para evitar infecciones.

Kato Katsunobu, secretario jefe del Gabinete japonés, declaró en una rueda de prensa que el Gobierno desea que los ciudadanos, incluyendo aquellos que se han vacunado, sigan poniendo en práctica unas pautas básicas anticontagio, como lavarse las manos o llevar mascarilla. Además, instó a la gente a evitar las aglomeraciones y otras situaciones de alto riesgo.