Tribunal sudcoreano autoriza vender activos embargados a empresa japonesa para compensar a querellantes

Un tribunal en Corea del Sur aprobó la venta de algunos de los activos embargados a la empresa japonesa Industrias Pesadas Mitsubishi en un caso en el que los demandantes buscan indemnización por un asunto relacionado con los trabajos en tiempos de guerra.

El lunes, el tribunal de distrito de Daejeon decidió que parte de los activos, incluyendo las patentes y marcas registradas que Mitsubishi posee en Corea del Sur, se pueden liquidar.

Es la primera vez que un tribunal sudcoreano permite la venta de activos de una empresa japonesa en un caso relacionado con los trabajos en tiempos de guerra.

La sentencia es posterior a la del Tribunal Supremo en 2018 que ordenaba a Mitsubishi compensar a los sudcoreanos que afirmaban que ellos o sus familiares habían sido obligados a trabajar para esa empresa en difíciles condiciones durante la Segunda Guerra Mundial.

Mitsubishi afirma que va a apelar de inmediato el fallo. También indica que va a tomar medidas apropiadas manteniéndose en contacto con las autoridades japonesas.

El Gobierno japonés sostiene que todo derecho al reclamo se resolvió completa y definitivamente en 1965, cuando Japón y Corea del Sur normalizaron relaciones.

Según el Gobierno japonés, las órdenes de compensación emitidas a las empresas niponas y los procesos judiciales constituyen una violación al derecho internacional, por lo que instan a Corea del Sur a rectificar la situación.

Los demandantes en otro caso de trabajos en tiempos de guerra han estado tratando de conseguir la liquidación de los activos embargados a la siderúrgica Nippon Steel, otra empresa japonesa. En 2018, el Tribunal Supremo sudcoreano ordenó a este fabricante de acero compensar a los querellantes.