El domingo, en un simposio en Tokio, se debatió sobre la abolición de las armas nucleares

Un grupo de jóvenes, un superviviente de la bomba atómica y funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón hablaron el domingo en un simposio en Tokio sobre la abolición de las armas nucleares y sobre asuntos de seguridad.

El grupo de jóvenes instó al Gobierno japonés a que se adhiera al Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

La propuesta se anunció durante el evento, que tuvo lugar para que coincidiera con el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, designado por la ONU.

El simposio anual lo preparan organizaciones no gubernamentales y las Naciones Unidas, pero este año lo ha organizado, sobre todo, un grupo de gente joven. Este anunció una serie de propuestas basadas en las opiniones de la juventud. Piden al Gobierno japonés que se adhiera al tratado de prohibición nuclear que entró en vigor en enero, y que envíe un mensaje al mundo como único país que ha sufrido los efectos de las bombas atómicas.

Un funcionario del Ministerio de Exteriores dijo que es necesaria la disuasión nuclear de Estados Unidos para proteger al pueblo japonés, y señaló que esperan trabajar para reducir los arsenales nucleares del mundo basándose en relaciones de confianza con otras naciones.

Tanaka Terumi, copresidente de la Confederación Japonesa de Organizaciones de Víctimas de las Bombas Atómicas y de Hidrógeno, subrayó la necesidad de que Japón se adhiera al tratado. Indicó que el país no podrá ganarse la confianza de otras naciones a menos que abandone su dependencia de Estados Unidos.

Un representante de los jóvenes instó a que se tenga una perspectiva más amplia y dijo que es importante que se plantee proteger no solo a las personas de Japón, sino también a las del todo el mundo.

Uno de los organizadores del simposio, el universitario Takahashi Yuta, manifestó que, si hay más oportunidades de discutir, se facilitaría la eliminación del armamento atómico, y añadió que, en su opinión, el hecho de discutir sobre las propuestas de su grupo es un paso adelante.