Tribunal de Tokio ordena al Gobierno japonés el pago de indemnización a dos ciudadanos de Sri Lanka deportados

Un tribunal de Japón ordenó al Gobierno del país el pago de indemnización a dos ciudadanos de Sri Lanka que afirmaron haber sido deportados sin que se les diera tiempo de emprender acción legal, lo que constituye una violación de su derecho a juicio justo.

Los demandantes habían vivido un tiempo en Japón. Su abogado manifestó que habían presentado objeciones a la Oficina de Inmigración de Tokio tras negárseles el estatus de refugiados.

En 2014, fueron deportados junto a otras personas en un vuelo contratado, apenas medio día después de que funcionarios de inmigración les notificaran que sus objeciones habían sido rechazadas.

Los querellantes exigen al Gobierno el pago de indemnizaciones, aduciendo que no se les dio tiempo de emprender acción legal contra la decisión de las autoridades de inmigración. Un tribunal de menor instancia de Tokio había desestimado el caso.

En el veredicto del miércoles del Tribunal Superior de Tokio, el juez principal, Hirata Yutaka, dijo que los funcionarios de inmigración demoraron deliberadamente la notificación de su decisión, con el propósito de facilitar el proceso de deportación. Agregó que esto constituye violación del derecho de los demandantes a un juicio justo, contemplado en la Constitución de Japón, por lo que se trata de un acto ilegal. El juez ordenó al Gobierno japonés el pago de unos 5.500 dólares como indemnización.

El abogado de los querellantes, Ibusuki Shoichi, dijo que es muy significativo que el tribunal haya calificado de inconstitucional la conducta de las autoridades, en momentos en que se están cuestionando diversos aspectos del proceder de los funcionarios de inmigración.