El martes se registraron en Tokio menos de 300 nuevos contagios de coronavirus

En Japón están descendiendo de manera continua los nuevos contagios de coronavirus, a la vez que aumenta la tasa de vacunación. En estos momentos, las autoridades están considerando la posibilidad de relajar las restricciones que han afectado gravemente a las empresas.

El martes, hubo menos de 300 nuevos casos en Tokio, por primera vez en tres meses. La cifra se ha situado por debajo de los 1.000 durante seis días consecutivos.

Tokio y otras 18 prefecturas siguen bajo el estado de emergencia, mientras que otras 8 están sometidas a medidas intensivas, que son menos estrictas. En todas ellas, las restricciones expiran el 30 de septiembre. El ministro de Salud, Trabajo y Bienestar Social de Japón, Tamura Norihisa, afirma que el Gobierno confiará en la opinión de los expertos para decidir si prolonga o no esas medidas.

Tamura dijo que la COVID-19 se ha propagado por olas, subiendo y bajando repetidamente. Añadió que hay que vigilar la situación con cuidado, brindar la información necesaria a los ciudadanos y solicitarles que estén en alerta para controlar la propagación de los contagios.

El Gobierno tiene previsto aliviar algunas restricciones en torno a noviembre. Las personas que se hayan vacunado o que hayan dado negativo en las pruebas podrán evitar las normas que limitan el turismo y las salidas a restaurantes y bares. Esta noticia ha hecho que algunas agencias de viajes hayan empezado a vender visitas en grupo.

Actualmente, más del 54 % de las personas en Japón están vacunadas con la pauta completa.

El secretario jefe del Gabinete japonés dice que el Gobierno sigue evaluando si es seguro inocular a los niños.

Las importantes empresas farmacéuticas Pfizer y BioNTech dicen que, según las nuevas pruebas, sus vacunas son seguras y eficaces para niños de entre 5 y 11 años.

En todo Japón, las autoridades confirmaron el martes menos de 1.800 casos de coronavirus, unos 4.500 por debajo de los registrados la semana pasada.