La Policía de Tokio identifica a los chinos que dañaron con pintura un pilar del santuario Yasukuni el mes pasado

La Policía de Tokio anda tras la pista de dos chinos que presuntamente dañaron un pilar en el santuario Yasukuni, donde se honra la memoria de los caídos de guerra japoneses, pero entre ellos hay líderes a los que se condenó por crímenes de guerra durante la Segunda Guerra Mundial.

El 1 de junio se descubrió que una columna de piedra en la entrada de Yasukuni tenía pintado en rojo la palabra “toilet” (inodoro).

La Policía capitalina estuvo revisando en redes sociales chinas los videos de alguien que suele hacer pintadas con latas de pintura en aerosol.

Se identificó como los posibles agresores a los chinos Dong Guangming, de 36 años, y a Xu Laiyu, de 25. Ambos dejaron Japón horas después del incidente.

Se incluyó a Dong y a Xu en una lista de fugitivos bajo sospecha de daño a la propiedad y profanación de un lugar de culto.

Los investigadores sospechan que Dong fue el que hizo la pintada mientras Xu lo grababa en video.

Por otra parte, la Policía arrestó a Jiang Zhuojun, de nacionalidad china, quien compró la pintura. Jiang, de 29 años, reside en la prefectura de Saitama, vecina a Tokio. Se está investigando su vínculo con Dong y Xu.