La OTAN y sus socios en el Indopacífico desean fortalecer la cooperación para contrarrestar ciberataques y otras amenazas

Se presume que la OTAN y sus socios en la región del Indopacífico acuerden fortalecer la cooperación para hacer frente a ciberataques y otras cuestiones que podrían afectar a la seguridad.

El primer ministro japonés, Kishida Fumio, y los mandatarios de Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda asistirán a la cumbre de la OTAN, que va a celebrarse el jueves en Washington, Estados Unidos.

Fuentes del Gobierno japonés prevén que los líderes acuerden mejorar la cooperación para responder a cuestiones relacionadas con ataques cibernéticos, información falsa y tecnologías emergentes como la inteligencia artificial.

Kishida espera que unos vínculos más fuertes con la OTAN conduzcan a la paz y la estabilidad en torno a Japón, ya que cree que la seguridad de Europa es inseparable de la de Asia a la luz de los movimientos de Rusia y China.

Después de la cumbre de la OTAN, el primer ministro japonés tiene previsto viajar a Alemania para conversar con el canciller Olaf Scholz. Se presume que ambos mandatarios acordarán fortalecer la cooperación bilateral a través de un nuevo marco de seguridad económica que, en medio de la coerción económica de China, incluye el establecimiento de cadenas de suministro de minerales indispensables.