Los nuevos billetes de banco de Japón se fabrican con una planta cultivada en Nepal

Los nuevos billetes de banco japoneses, que empezaron a circular el 3 de julio, están hechos con un material producido en Nepal.

Los billetes utilizan un tipo de planta conocida como “mitsumata” en Japón. Sin embargo, su producción local ha menguado debido al envejecimiento de la población y se ha vuelto difícil de conseguir. Japón ha usado “mitsumata” para sus notas bancarias desde finales del siglo XIX gracias a su fibra, que es fuerte y flexible al mismo tiempo, y a su peculiar lustre cuando se convierte en papel.

La planta crece de manera natural en Nepal, a unos 5.000 kilómetros de Japón. Una empresa japonesa que participa en publicaciones del Gobierno nipón expandió la producción y realizó esfuerzos para exportar el vegetal nepalí.

El presidente de la empresa, Matsubara Tadashi, que ha visitado Nepal más de 30 veces en un lapso de una década a fin de dar instrucciones a los cultivadores de la planta, comenta que había decidido iniciar el proyecto como una medida para prevenir la pobreza en Nepal.

El cultivo de “mitsumata” ha ayudado a la gente de las zonas montañosas a obtener ingresos y reducir la pobreza.

Las importaciones de la planta procedentes de Nepal rondaban las 30 toneladas hace una década, pero la cifra ha aumentado a 100. Más de 1.000 personas en diversas zonas de Nepal participan en la producción.

Matsubara señala que la “mitsumata” producida por la gente de Nepal está respaldando, en cierta medida, la economía japonesa y es una relación que beneficia a todos.