El mayor fabricante de vehículos eléctricos chino inaugura fábrica en Tailandia

El mayor fabricante de vehículos eléctricos chino, BYD, inauguró una fábrica en Tailandia y empezará a producir en esa nación donde las automotrices japonesas disfrutan de una amplia cuota de mercado.

La nueva planta empezó a producir en la provincia de Rayong, este de Tailandia. BYD afirma que cuenta con una capacidad de 150.000 vehículos al año y que también fabricará baterías y transmisiones. Agrega que, a la larga, contará con una fuerza laboral de 10.000 personas.

BYD, que entró al mercado tailandés en 2022, tiene una cuota de 40 % de las ventas de vehículos eléctricos en ese país y planea incrementar su competitividad a través de la producción local y el énfasis en las ventas en Tailandia. También tiene previsto exportar a otros países del Sudeste Asiático y a Australia.

Las automotrices japonesas disfrutan de casi un 80 % de las ventas de vehículos en Tailandia, donde poseen numerosas instalaciones de producción. Sin embargo, la promoción del Gobierno tailandés de los vehículos eléctricos ha hecho que muchas empresas chinas decidan establecer bases de producción, lo que implica que la competencia probablemente se intensificará.