Gobernador de Okinawa protesta ante el Gobierno central por no haber informado de casos de presunta agresión sexual del personal militar de EE. UU. en Japón

El gobernador de la sureña prefectura japonesa de Okinawa, Tamaki Denny, protestó ante el Ministerio de Defensa por dos presuntos casos de agresión sexual en los que se vio implicado personal del Ejército estadounidense apostado en Japón.

Ambos casos trascendieron la semana pasada en la prefectura. Tanto el Gobierno central como la Policía no habían informado sobre ellos a las autoridades okinawenses.

El miércoles, el gobernador Tamaki acudió en Tokio al ministerio para reunirse con el viceministro de Defensa Oniki Makoto.

Tamaki expresó su indignación y dijo que los incidentes son absolutamente inaceptables, ya que se trata de actos graves y maliciosos que hacen caso omiso a los derechos humanos y a la dignidad de las mujeres. Agregó que la revelación de los dos incidentes con tan solo unos días de diferencia ha generado una enorme preocupación entre los residentes de Okinawa.

El gobernador puntualizó que, en la agresión de diciembre pasado, se había secuestrado a una menor y que el caso se debió haber abordado de manera conjunta entre las entidades relacionadas y la comunidad a fin de garantizar la seguridad de la juventud.

Condenó la manera en que el Gobierno respondió a los incidentes y dijo que al no haber informado de ellos a la prefectura y al municipio les había impedido tomar medidas en la comunidad.

Tamaki exigió que todos los incidentes y accidentes en los que está implicado el personal militar estadounidense se notifiquen a la prefectura. También pidió que las autoridades de Japón y Estados Unidos elaboren pronto medidas eficaces para evitar que se repitan tales actos y que los detalles de los mismos se divulguen entre la población okinawense.

El gobernador Tamaki también se reunió con la ministra de Relaciones Exteriores japonesa, Kamikawa Yoko, quien dijo que se toma muy en serio la dura crítica y la desconfianza de los okinawenses con respecto a la manera en que el Gobierno ha abordado la situación.

Haciendo referencia a compartir información con los municipios de Okinawa, Kamikawa indicó que su dependencia analizará con atención los casos junto con los ministerios y direcciones pertinentes, teniendo en cuenta la privacidad de las víctimas y el impacto sobre la investigación.