Empresa ferroviaria japonesa empieza este mes a usar un robot para mantenimiento e inspección

Este mes, la empresa ferroviaria japonesa JR Oeste empieza a utilizar un robot montado en un camión para realizar trabajos de mantenimiento e inspección. Ha decidido hacerlo en un momento en que las empresas de trenes recurren a nuevas tecnologías para mejorar la seguridad y contrarrestar la escasez de trabajadores.

JR Oeste desarrolló la máquina junto con varias entidades, entre ellas una empresa emergente de robótica.

El dispositivo tiene dos brazos que pueden transportar objetos de hasta 40 kilogramos. También cuenta con un alcance de hasta 12 metros de altura y es capaz de remplazar componentes, pintar y podar árboles.

Un operario controla el robot por medio de unas gafas conectadas a cámaras. Cuando el usuario gira la cabeza, el robot hace lo mismo. El peso de los objetos levantados se puede sentir a través de palancas de control.

Hasegawa Kazuaki, director general de JR Oeste, opina que el creciente uso de robots es importante para hacer frente a los desafíos del mantenimiento y garantizar el funcionamiento estable y sostenible de los trenes.

Según JR Oeste, el robot podría reducir en aproximadamente un 30 % la carga que representa el trabajo de mantenimiento. También se piensa que mejorará la seguridad cuando se requiera trabajar en entornos peligrosos tales como el cableado eléctrico.