China empieza a aplicar una ley para inspeccionar dispositivos electrónicos bajo sospecha de espionaje

Desde hoy lunes, una nueva ley en China permite a las autoridades de seguridad nacional inspeccionar dispositivos electrónicos bajo sospecha de espionaje.

El Ministerio de Seguridad del Estado puso en vigor la legislación, que establece poderes para la lucha contra el espionaje.

La ley estipula los procedimientos para inspeccionar teléfonos móviles, computadoras personales y otros dispositivos tanto de personas como de organizaciones e insta a los funcionarios a obtener la aprobación de las autoridades de seguridad nacional a nivel de municipalidades o entidades de mayor jerarquía y elaborar una notificación en cada caso.

Sin embargo, permite a los funcionarios llevar a cabo inspecciones en el acto en casos urgentes si cuentan con la aprobación y explican sus atribuciones.

El ministerio hace hincapié en que el objetivo de la nueva ley es impedir actividades ilegales que pongan en peligro la seguridad nacional.

Según analistas, las autoridades se aprovecharán de la ley para insistir en que sus inspecciones son legales.

En julio del año pasado, el Gobierno del presidente Xi Jinping, que da la máxima prioridad a la seguridad nacional, comenzó a aplicar una ley de contraespionaje enmendada a fin de endurecer las medidas de represión. A la comunidad internacional le preocupa que la legislación se aplique de manera arbitraria.