Encuesta revela que hogares de bajos ingresos en Japón necesitan apoyo durante el periodo vacacional de verano

Según una encuesta, muchos hogares de bajos ingresos en Japón preferirían vacaciones de verano más cortas para sus hijos menores de edad debido al presupuesto ajustado que manejan, en momentos en los que los precios no dejan de subir.

En mayo y junio, Kidsdoor, una organización sin fines de lucro cuya misión es hacer frente a la pobreza infantil, hizo una encuesta a más de 1.800 familias de bajos ingresos que tienen niños.

El 98 % de quienes respondieron señaló que los aumentos de precio están “dificultando” su vida, mientras que el 77 % respondió que esta es “mucho más difícil” a comparación del año pasado.

El 13 % dijo que no quiere que haya vacaciones escolares, y el 47 % que preferiría que fueran más cortas. Con respecto a los motivos, dijeron que los gastos son mayores cuando los niños están en casa, además de que se invierte más tiempo y trabajo en preparar el almuerzo. También lamentaron que no se pueden dar el lujo de brindarles a sus hijos alguna experiencia especial durante el verano.

Kidsdoor señala que planea presentar una propuesta de emergencia al Gobierno para solicitar asistencia en efectivo, con el fin de que las familias de bajos ingresos obtengan alimentos suficientes. Además, pedirá medidas para reducir las diferencias en las actividades veraniegas entre los niños de familias de bajos ingresos y aquellos de familias promedio.