Se cumplen cuatro años de la entrada en vigor de la ley de seguridad china para Hong Kong

Hoy domingo se cumplen cuatro años de la entrada en vigor de la ley de seguridad china para Hong Kong, cuyo fin es reprimir las actividades antigubernamentales.

La supresión de la libertad de expresión se intensificó este año tras la aprobación en marzo de una ordenanza local para complementar la ley.

La ley de seguridad empezó a aplicarse el 30 de junio de 2020, aproximadamente un año después de que ocurriera una ola de protestas disidentes masivas en el territorio.

Desde entonces, han sido arrestados políticos y activistas prodemocráticos, mientras que se han restringido marchas y manifestaciones antigubernamentales.

En mayo, 14 activistas prodemocráticos fueron condenados por presunta infracción de la ley. Se hallan entre 47 activistas, incluyendo exlegisladores a favor de la democracia, a quienes se acusó de subversión hace tres años.

Los procedimientos judiciales para los demás acusados continúan, lo cual ha causado que se amplíe su período de detención.

Una ordenanza local que entró en vigor en marzo criminaliza el espionaje y la interferencia de entidades extranjeras. También estipula sanciones más estrictas a actos que instigan el odio al Gobierno chino.

Este mes, se acusó a un hombre de violar la ley por supuestamente vestir una camiseta en la que se leía una consigna utilizada en las protestas de 2019.

Las autoridades de seguridad de Hong Kong dijeron a nuestra emisora que en los últimos cuatro años se ha arrestado a 299 personas por supuestamente haber puesto en peligro la seguridad nacional.