Arrestan a la hija de una pareja cuyos cuerpos carbonizados fueron hallados en abril en un bosque de Tochigi, Japón

En relación con el descubrimiento en abril de los cadáveres carbonizados de una pareja en una zona montañosa de la prefectura de Tochigi, la Policía de Tokio arrestó a su hija, de 31 años de edad. Es la séptima persona detenida por este caso.

Las víctimas, Takarajima Ryutaro, y su esposa, Sachiko, eran propietarios de una empresa que gestionaba numerosos restaurantes en el barrio tokiota de Ueno.

El jueves fue arrestada Manami, hija de la pareja, por su presunta implicación en el asesinato.

Desde el hallazgo de los hoy occisos en una zona boscosa de la localidad de Nasu en abril, seis hombres han sido arrestados y acusados de daño y abandono de cadáveres, así como de asesinato.

La policía sospecha que el autor intelectual del caso es Sekine Seiha, de 32 años y marido de hecho de la hija de las víctimas.

Indica que analizando registros de teléfono inteligente ha surgido la sospecha de que también Manami estuvo implicada en el asesinato.

La arrestada era ejecutiva de la empresa de sus padres, pero dejó el cargo en enero pasado.

Según se sabe, su esposo, Sekine, que también era gerente de la compañía, mantenía grandes discrepancias con Takarajima y su mujer con respecto a estrategias comerciales de "marketing" y asignación de personal.

La policía sospecha que el conflicto interno en el negocio pudo haber sido un factor en el asesinato.