Un tribunal de distrito japonés declara válido el testamento del llamado “Don Juan de Kishu”

Un tribunal de distrito en Japón dictaminó la validez del testamento del expresidente de una empresa, en el que estipula que donaría todo su patrimonio, valorado en unos mil trescientos millones de yenes, a la ciudad donde vivía.

Nozaki Kosuke murió a los 77 años a causa de intoxicación aguda por estimulantes en la ciudad de Tanabe, prefectura de Wakayama, en 2018. Su viuda, Sudo Saki, de 28 años, fue arrestada y acusada de cargos que incluyen asesinato.

Nozaki fue apodado el “Don Juan de Kishu” porque usó el nombre del personaje español en el título de sus memorias publicadas en las que habla de sus relaciones con muchas mujeres. Históricamente, la prefectura de Wakayama es conocida como Kishu.

La familia de Nozaki presentó una demanda ante el Tribunal de Distrito de Wakayama, luego de que se encontrara el testamento. Señaló que era muy probable que otra persona lo hubiera redactado.

En la sentencia del viernes, la jueza a cargo del caso, Takahashi Ayako, habló sobre el testamento escrito a mano con tinta roja en una hoja de papel común. Ella reconoció que la escritura tiene las características distintivas de la caligrafía de Nozaki y determinó que el testamento fue escrito por él mismo.

Añadió que Nozaki había donado más de 10 millones de yenes a la ciudad de Tanabe por muchos años y que su comportamiento indicaba que continuaría haciéndolo. También señaló que el contenido del testamento es congruente con tal proceder.