Japón alcanza el objetivo fijado para 2030 de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos

En Japón, datos recopilados por el Gobierno indican que el país ya ha logrado el objetivo marcado para el año fiscal 2030 de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos. Esto se debe a una disminución de las visitas a restaurantes durante la pandemia y a cambios en la fecha de caducidad de los alimentos envasados.

Después de que la pérdida y el desperdicio de alimentos alcanzaran 9.800.000 toneladas en 2000, el Gobierno se fijó el objetivo de rebajar dicha cifra a la mitad. En los cálculos para 2022, los últimos datos disponibles, el volumen de alimentos desechados se redujo a 4.700.000 toneladas, lo que significa que ya se ha alcanzado la meta.

El desperdicio por parte de las empresas experimentó la mayor caída, mientras que la disminución de la cantidad de alimentos desechados en los hogares no fue tan alta.

La mejora en las empresas se atribuye al descenso de las cenas en restaurantes durante la pandemia. El precio de los ingredientes también se disparó en aquel momento, lo que ayudó a frenar la sobreproducción.

Por lo que respecta a otros sectores, los productores de alimentos ampliaron la fecha de caducidad mediante la mejora de los envases, mientras que las tiendas alentaron la compra de artículos a punto de expirar.