El Castillo de Himeji, en Japón, aumentará su tarifa de admisión para no residentes y turistas extranjeros

La ciudad de Himeji, en el oeste de Japón, decidió revisar la tarifa de admisión para el Castillo de Himeji, declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad, y está considerando cobrar precios más altos a no residentes y visitantes extranjeros.

El alcalde de Himeji, Kiyomoto Hideyasu, dijo a la prensa el lunes que está considerando la fijación de precios diferentes para los visitantes japoneses, los turistas extranjeros y los residentes locales.

Justificó la medida diciendo que se necesitarán enormes fondos para preservar el sitio cultural.

Agregó que hay diversos gastos, como el de adquisición de materiales para las reparaciones necesarias, la formación de personal para que aprenda las técnicas de los artesanos y el fortalecimiento de las medidas de resistencia sísmica.

Kiyomoto anunció que este año fiscal se va a crear un comité especial integrado por miembros de diferentes departamentos del Ayuntamiento y que su primera misión será estudiar exactamente lo que cuesta administrar y preservar el castillo.

Indicó que se revisará la admisión, que en la actualidad es de 1.000 yenes (poco más de 6 dólares) para personas de 18 o más años.

El alcalde aclaró que, siguiendo el ejemplo de otros lugares del mundo, no desea aumentar la tarifa para los residentes de Himeji, ya que la fijación de diferentes precios de entrada es la norma global.

Kiyomoto señaló que la ciudad elaborará una propuesta y la negociará con la Dirección de Asuntos Culturales y otras partes relevantes.