Inauguran en medio de críticas un puente en Myanmar construido con asistencia financiera japonesa

Se inauguró en Myanmar un puente construido con asistencia financiera japonesa. El proyecto fue blanco de la crítica porque su edificación continuó a pesar de que los militares birmanos se hicieron con el poder mediante un golpe de Estado en 2021.

El sábado se llevó a cabo una ceremonia para celebrar la terminación del puente cerca de Yangón, la ciudad más grande de Myanmar.

Entre los asistentes se hallaba el general en jefe Min Aung Hlaing y personas japonesas relacionadas con la construcción.

La estructura de 4 kilómetros de longitud se financió con préstamos en yenes mediante el programa japonés de Asistencia Oficial para el Desarrollo.

El general Min dijo que la construcción y los préstamos se habían suspendido debido a la situación política de 2021, pero que el proyecto había continuado después de que Japón y Myanmar sostuvieran negociaciones.

A partir del golpe de Estado, Japón suspendió nuevos proyectos en esa nación del sudeste asiático, pero continuó con el del puente porque ambos países habían acordado los préstamos en 2017.

Grupos prodemocráticos y de derechos humanos sostienen que Japón está involucrado indirectamente en abusos a los derechos humanos, ya que la ayuda financiera se canaliza a los militares birmanos.