Fabricantes japoneses de whisky aumentarán inversiones de capital ante creciente demanda mundial

Los fabricantes de whisky japoneses están aumentando sus inversiones en destilerías, ya que prevén una demanda creciente en el país y el extranjero.

La destilería Nikka Whisky anunció el miércoles que planea llevar a cabo una inversión de capital junto a su empresa matriz, la cervecera Asahi, para aumentar la capacidad de producción.

Ambas compañías invertirán este año unos 6.000 millones de yenes, alrededor de 38 millones de dólares, en la construcción de nuevas instalaciones para almacenar toneles de whisky de malta en tres centros de producción, situados en las prefecturas de Hokkaido, Miyagi y Tochigi.

Nikka anticipa que el mercado mundial del whisky crecerá a una tasa anual del 2 al 3 % hasta 2040. Planea continuar las inversiones de capital el año próximo y más adelante con el objetivo de aumentar las ventas nacionales y mundiales anuales a cuatro veces el nivel de 2023 en 2040 o más tarde.

El presidente de Nikka Whisky, Tamesada Kazutomo, señaló que el whisky japonés se considera uno de los cinco mejores del mundo. Agregó que su empresa se propone aumentar su presencia ofreciendo productos de primera calidad con el potencial de lograr un aumento constante de la demanda.

Otro fabricante japonés de whisky, Suntory, había destinado una inversión de capital de unos 10.000 millones de yenes, alrededor de 64 millones de dólares, a destilerías en las prefecturas de Osaka y Yamanashi en 2023 y 2024.