La emperatriz Masako alimenta gusanos de seda según la tradición imperial

La emperatriz Masako ha participado en un evento tradicional de la familia imperial japonesa para alimentar a los gusanos de seda.

Las emperatrices japonesas han transmitido la tradición de la sericultura desde finales del siglo XIX.

La Emperatriz acudió el martes a una instalación en el recinto del Palacio Imperial de Tokio donde se cultivan gusanos de seda. Le dio hojas de morera a una especie doméstica llamada "koishimaru" que ahora ha crecido hasta unos tres centímetros de largo.

Los funcionarios de la Agencia de la Casa Imperial dicen que la Emperatriz pareció complacida al ver que los insectos aparecían rápidamente debajo de las hojas.

En el palacio también se cultivan otras tres especies de gusanos de seda. Se dice que algunos ya están tejiendo capullos.

Las autoridades dicen que la Emperatriz cosechará capullos.

La agencia dice que la seda producida en las instalaciones se utilizará en obsequios para dignatarios extranjeros.