Ministerios japoneses, listos para responder rápidamente al escándalo de las pruebas de fabricantes automovilísticos

El ministro japonés de Territorio, Infraestructura, Transporte y Turismo, Saito Tetsuo, ha calificado de lamentables los más recientes escándalos protagonizados por cinco fabricantes de vehículos, y dice que socavan los cimientos mismos del sistema de certificación.

Añade que su ministerio verificará rápidamente si los vehículos afectados cumplen las normas nacionales de seguridad.

Saito manifestó: "Por lo que sabemos hasta ahora, el número de modelos y unidades afectados es limitado en comparación con los del caso Daihatsu. Realizaremos nuestras propias pruebas de inmediato para no prolongar el efecto negativo que tendrá en la economía la suspensión de los envíos de vehículos".

Por su parte, el ministro de Economía, Comercio e Industria, Saito Ken, declaró que su cartera se está preparando para hacer frente a cualquier perjuicio financiero o perturbación en la industria automovilística derivados del escándalo.

Saito Ken declaró: "Comprobaremos el impacto que esto podría tener en los proveedores y estaremos preparados para tomar las medidas que sean necesarias".

Indicó que estas podrían incluir apoyo financiero a los socios comerciales de los fabricantes de vehículos.