Las conversaciones entre Israel y Hamás se estancan mientras los habitantes de Gaza esperan ayuda

Las fuerzas israelíes dijeron el viernes que continúan avanzando en la lucha contra Hamás. Han capturado una zona clave en la frontera entre Gaza y Egipto, además de avanzar en el centro de Rafa. Las conversaciones de alto el fuego están estancadas y ambas partes se culpan mutuamente por la falta de avances.

Los líderes de Hamás dijeron en un comunicado el jueves que están listos para un "acuerdo completo", incluida la liberación de los rehenes que tomaron en octubre, si Israel detiene la ofensiva. Sin embargo, según informes de los medios israelíes, funcionarios del país dijeron que no aceptarán el fin de la guerra a cambio de los rehenes.

Los combates en Rafa han provocado un descenso significativo de la ayuda que llega a la zona. Funcionarios israelíes dijeron el viernes que 600 camiones con suministros esperan ser recibidos en el lado de Gaza del cruce de Kerem Shalom.

Sin embargo, trabajadores humanitarios dicen que aún queda mucho por hacer. El portavoz adjunto de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, Jens Laerke, compareció el viernes en una conferencia de prensa en Ginebra, diciendo: “el trabajo no finaliza cuando dejas los suministros apenas unos metros al otro lado de la frontera, y te alejas y permites que los trabajadores humanitarios lleven a cabo su labor de recogida en zonas de combate activas, lo cual no pueden realizar".

Laerke añadió que los trabajadores humanitarios necesitan un acceso "seguro" y "sin obstáculos" a los puntos de entrega.