Japón se mantiene en alerta después de la tentativa norcoreana de poner un satélite en órbita

El Gobierno japonés va a permanecer alerta ante otra posible tentativa norcoreana de poner un satélite en órbita. Las autoridades de Corea del Norte comunicaron que su último intento de lanzar un satélite de reconocimiento militar fue un fracaso, ya que el cohete que lo transportaba explotó durante la primera etapa del vuelo. La prueba se realizó el lunes.

El secretario en jefe del Gabinete japonés, Hayashi Yoshimasa, condenó este hecho y dijo que la serie de acciones que viene protagonizando Corea del Norte, incluidos los repetidos lanzamientos de misiles, amenazan la paz y la seguridad, no solo de Japón, sino también del resto de la región y de la comunidad internacional.

Hayashi afirmó que el lanzamiento viola resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, además de ser un asunto grave que atañe a la seguridad del pueblo de Japón.

El Gobierno japonés planea seguir tomando medidas para prepararse ante nuevas acciones de provocación; una de ellas es el emplazamiento permanente de unidades de misiles interceptores PAC-3 en Sakishima, unas islas de la prefectura de Okinawa.