Se sospecha que un oso pardo atacó a 8 terneros en una explotación ganadera de Hokkaido, en el norte de Japón

Ocho terneros han aparecido muertos o heridos en una explotación ganadera de la prefectura septentrional japonesa de Hokkaido, posiblemente atacados por un oso.

Los trabajadores de la granja informaron a la Policía el martes por la mañana de que habían encontrado cuatro terneros muertos en unas instalaciones donde se crían vacas lecheras en la localidad de Betsukai, en el este de Hokkaido.

La Policía y las autoridades locales dicen que otros cuatro terneros resultaron heridos, y presentan marcas de garras en sus cuerpos.

También se encontraron en el lugar varias huellas de zarpa que se cree que son de un oso pardo.

Cuando los granjeros inspeccionaron las instalaciones sobre las 16.30 horas del lunes, no encontraron nada extraño. La Policía sospecha que los terneros fueron atacados entre la noche del lunes y la mañana del martes. La granja está situada a unos 15 kilómetros al norte del centro de la localidad y la zona está repleta de explotaciones ganaderas.

La granja cría unas 1.000 vacas para productores de leche.

Un responsable de la empresa gestora, Tomosada Yoshiteru, dijo que estaba conmocionado y que al principio no podía creer la noticia. Añadió que ninguna persona había resultado herida, pero que su empresa estará en alerta haciendo que el personal trabaje y patrulle la zona siempre en grupo.

Un oso pardo llamado OSO-18 fue sacrificado el año pasado en el este de Hokkaido. Se cree que atacó a un total de 66 vacas entre 2019 y 2023.