Australia y Nueva Zelanda evacuarán a sus ciudadanos de Nueva Caledonia

Australia y Nueva Zelanda están haciendo preparativos para rescatar a sus ciudadanos varados en Nueva Caledonia, una semana después de que una ola de violencia comenzara a azotar el territorio francés en el Pacífico.

Según el Gobierno australiano, hay 300 nacionales en el archipiélago, que no han podido abandonar el territorio debido a que el aeropuerto internacional ha estado cerrado desde que estallaron los disturbios.

El lunes, Anthony Albanese, primer ministro de Australia, dijo a los medios locales que la situación es “sumamente preocupante”. Agregó que las Fuerzas de Defensa de Australia están listas para traer a casa a los connacionales cuando se reabra el aeropuerto.

Nueva Zelanda está haciendo planes similares.

El detonante de los disturbios, que estallaron el 13 de mayo, fue una propuesta de Francia para permitir que más residentes franceses votaran en las elecciones locales. Los isleños independentistas se oponen a este cambio.

En los disturbios murieron seis personas, dos policías franceses entre ellos, y se ha detenido a cerca de 230.

El Gobierno francés envió unos mil policías y otras personas a Nueva Caledonia, además de declarar un estado de emergencia. Las autoridades impusieron un toque de queda, prohibieron el alcohol y bloquearon la red social TikTok.