Bangladés estudia formas de combatir los riesgos relacionados con el calor

Bangladés está estudiando nuevas formas de combatir los riesgos relacionados con las altas temperaturas tras sufrir una ola de calor excesivo en abril.

El mes pasado, el Gobierno del país se vio obligado a imponer un cierre nacional de las escuelas durante una semana, cuando el termómetro llegó a superar los 40 grados centígrados. La medida afectó a unos 30 millones de niños.

Una menor de 12 años de Daca, la capital, dijo a nuestra emisora, NHK, que le resultaba complicado asistir a la escuela en un entorno tan peligroso.

Con el apoyo de Unicef, la autoridad sanitaria de Bangladés ha puesto en marcha las Directrices Nacionales sobre Enfermedades Relacionadas con el Calor. El objetivo de esta iniciativa es proteger a los niños y a las poblaciones vulnerables, incluidas las mujeres embarazadas, de los riesgos para la salud relacionados con el calor.

Según Unicef, el riesgo de parto prematuro se incrementa un 5 % por cada grado centígrado de aumento.

La organización afirma que es necesario abordar las enfermedades relacionadas con el calor y dar prioridad a la capacitación de los profesionales sanitarios para ofrecer un futuro más sano y brillante a los niños del país.